Prosa y verso

 

Mireia Martínez, colegio Alemán San Alberto Magno

Era una tarde de invierno
vestida de oro de estrellas,
luces de remotos luceros
y silencios que dejan huella.

El volar de una mariposa
rompiendo el vacío eterno,
que agita las alas graciosa
rozando el aire de terciopelo.

Entorno de nuevo los ojos
y tú sonríes travieso
mirándome mientras yo tomo
tu dulce mano entre mis dedos.

Tu aliento, que hiela mis huesos,
"te quieros" desapercibidos,
tus labios que ahora son museos
de mis visitas prohibidos.

Acercándome a tu boca
en romper las normas pienso,
deseo besarte en prosa
y abrazarte fuerte en verso.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón