Revolución youtuber

 

La conocida plataforma de vídeos se llena de canalaes protagonizados por menores de edad que alcanzan audiencias millonarias

Alicia Gracia (Periódico del Estudiante)

En un principio fueron videos muy cortos, grabados de una manera rudimentaria y casera. Pero han pasado ya 12 años desde la creación de Youtube y la revolución youtuber ha llegado de la mano de creadores muy jóvenes -algunos de ellos menores de edad- que ponen cara y voz a muchos de los videos virales que saltan de un grupo a otro de Whatsapp o que podemos ver en la televisión actualmente.

A aquellos que no se encuentren entre el target de los denominados youtubers -jóvenes de entre 12 a 25 años- probablemente ni les suenen sus nombres pero la audiencia de sus canales se cuenta por millones de visualizaciones. Algo impensable cuando tres exempleados de la empresa PayPal, Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, decidieron crear a inicios del 2005 esta plataforma digital.

Hoy Youtube se ha convertido en la tercera página web más visitada del mundo, después de Google y Facebook, y El Rubius, Patry Jordán, AuronPlay y YellowMellow son algunas de sus estrellas más conocidas en España y Latinoamérica. De hecho, para muchos de ellos, subir videos a Youtube es su profesión.

Youtube se ha convertido en una nueva ventana en la que pueden encontrarse desde game plays (grabaciones de videojuegos) hasta tutoriales de belleza, pasando por reviews de novelas.

Entre su público, los menores de edad se han convertido en los más fieles de la plataforma de videos y ser youtuber empieza a ser una opción profesional futura para los más pequeños. De hecho, ya existen niños que se dedican a subir videos a internet.

Para tener canal propio en Youtube, hay quien no espera a tener 14 años, como exigen las normas de la plataforma, así que, en el caso de los más pequeños, son los padres los que se encargan de lidiar con la edición de video, la difusión en las redes sociales y la búsqueda de negocio con publicidad y marcas.

PEQUEÑAS ESTRELLAS

En castellano, las estrellas de Youtube son en su mayoría latinoamericanas, como Gibby (1,8 millones de suscriptores), La Bala (100.000) o Sophie Giraldo (760.000), mientras que en España los canales más populares son The Crazy Haacks (520.000), La diversión de Martina (490.000), Los juguetes de Arantxa (340.000) o Mikeltube (234.000). Así, los menores no solo son consumidores de videos, sino que también son creadores de contenido. Y es que según un estudio del CIS (Centro de Investigación Sociológica), más de la mitad de los niños de entre 6 y 11 años encuestados habían comenzado a utilizar la tableta y el teléfono móvil a esa edad.

Es aquí donde aparece el debate, ¿está bien que los padres permitan entrar a sus hijos en un mundo tan inmenso como es Internet? Los expertos consideran que el fenómeno youtuber "debe entenderse como un fenómeno cultural más, ni bueno ni malo de por sí" y la "la prohibición, aparte de ser quimérica en estos casos, nunca es recomendable".

En cuanto a permitir que los menores se abran un canal de Youtube, los psicólogos recomiendan "reflexionar sobre la exposición pública de los niños y las niñas" y sobre "el derecho de estos a la privacidad".

Este fenómeno entre los menores surgió, como casi siempre en el mundo de internet, en Estados Unidos, donde EvanTubeHD liderado Youtube durante años con sus más de 3,6 millones de seguidores y 2.500 millones de reproducciones de sus videos. Un niño con carisma con un padre que trabaja en el mundo del cine y que comenzó a grabarle y a editar pequeñas películas por afición pero con técnica profesional. El éxito fue tal que ya tienen tres canales que suman 7 millones de suscriptores.

Hasta ahora, Youtube no ha hecho pública una política específica destinada al público infantil de la plataformas. Sin embargo, hace un año sí que lanzó una aplicación para teléfonos móviles y tabletas denominada Youtube Kids. Esta ofrece contenido seleccionado por Google para menores y permite activar controles parentales. A pesar de ello, a muchos creadores de contenido para niños no les convence esta nueva plataforma porque no permite las suscripciones ni les ofrece estadísticas. Además, afirman que les limita la audiencia.

CONTROL PARENTAL

Lo cierto es que ya se han dado casos de menores que han actuado en Youtube sin el control de sus padres y, en alguna ocasión, las consecuencias han sido negativas porque no sabían realmente su funcionamiento. Es el caso de un niño alicantino de 12 años que vio, el pasado mes de octubre, cómo Google cargó en su cuenta 100.000 euros por el concepto de publicidad de su página web. Según informó la familia del menor entonces, el menor pretendía cobrar por los contenidos que iba a difundir junto a un amigo de 15 años a través de su canal de Youtube pero se equivocaron y se dieron de alta en AdWords, el servicio que ofrece Google para promocionar y posicionar los contenidos web. No es oro todo lo que reluce.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón