Linea directa con la Antártida

 

Los alumnos hablan por videoconferencia con científicos que trabajan en el Polo Sur

Lucía Allué y Miranda Kungu, Zaragoza

El pasado 18 de enero, los alumnos de 3º del IES La Azucarera asistimos a una interesante charla y videoconferencia que tuvo lugar en la el Centro Zaragoza Activa sobre la Campaña en la Antártida 2016/17 que llevan a cabo un grupo de investigadores científicos con el apoyo logístico del Ejército de Tierra en la isla Decepción. Empezó el encuentro y todos teníamos muchas ganas por saber cómo era la vida en el Polo Sur.

La primera parte fue una presentación a cargo del Teniente Coronel Jesús Leal. Nos explicó que la Antártida, el continente más austral de la Tierra, está bajo el amparo del Tratado Antártico. España tiene dos bases allí, la base Juan Carlos II y la base Gabriel Castilla, esta última bajo el mandato militar.

La base Gabriel Castilla, ubicada en la isla Decepción, toma el nombre del navegante español al que se le atribuye el descubrimiento de la Antártida a principios del siglo XVIII. Allí, la misión de nuestro ejército en el continente helado es mantener la presencia española en este territorio, proporcionar apoyo logístico a la investigación científica y realizar proyectos de interés para nuestro país.

Nos llamó la atención el compromiso que tienen con la Antártida y, especialmente, cómo buscan nuestra implicación con esta parte del planeta mediante su campaña de apadrinamiento de pingüinos. En la isla Decepción existen 80.000 pares de pingüinos y unos 10.000 ya han sido apadrinados y son más españoles. Como ciudadanos nos enorgullece el compromiso de nuestro país en misiones relacionadas con el medio ambiente y con fines humanitarios, que demuestran una apuesta por los valores de verdad.

A la presentación siguió una interesante videoconferencia a cargo de los expedicionarios que se encuentran allí en la base antártica española (BAE) Gabriel de Castilla. Nos hizo mucha ilusión pensar que estábamos hablando en tiempo real con un lugar tan alejado de Zaragoza.

Primero nos explicaron mediante una presentación las funciones que tenían que hacer y nos dieron datos sobre la Antártida, sobre cómo es la fauna y la flora que allí habita. A continuación hicimos una ronda de preguntas, porque lo cierto es que teníamos mucha curiosidad por cosas que no nos habían contado de su vida allí o dudas que nos habían surgido. Al terminar, uno de los militares que estaba en la base salió fuera para enseñarnos el paisaje, las instalaciones y los alrededores, como si fuera una ruta turística por el exterior de la base.

APADRINAR UN PINGÜINO

Nos sorprendió todo aquello, ya que tampoco pensábamos que fuese tal y como lo vimos: nos lo habíamos imaginado con más frío y hielo y con más bajas temperaturas (claro, allí es verano), con instalaciones más pequeñas y mucha menos gente.

Al final de la actividad, nos despedimos de ellos y les dimos las gracias por ser nuestros guías en la Antártida y obsequiamos con un regalo de parte de nuestro instituto al Teniente Coronel. Fue una experiencia muy interesante que yo creo que nos gustó mucho. Por cierto, los científicos también nos invitaron a apadrinar un pingüino de forma gratuita. Se puede hacer a través de este enlace: www.ejercito.mde.es/unidades/Antartica/antartica. Fue todo un placer viajar durante unas horas al otro lado del planeta.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón