Al CIPAJ en cuatro ruedas

 

Los alumnos se desplazan al centro en bici para comprobar la conexión desde el barrio

4º ESO IES Valdespartera

Debería ser obligada la visita de todo joven zaragozano de dieciséis o más, que ya empiece a plantearse la vida adulta un poco en serio. Disfrutar de los privilegios de ser zaragozano, y conocer así cómo el consistorio lleva a cabo esa premisa de encarnar los derechos de los jóvenes con iniciativas e inversiones reales: un edificio dedicado en exclusiva a los jóvenes, en pleno centro ciudad, regala un elenco de profesionales a nuestro servicio -para necesidades jurídicas, psicológicas, en formación y empleo, dudas de tipo afectivo y sexual, intercambio de servicios, uso de ordenadores conectados, exposiciones-.

El CIPAJ se convirtió así en el objetivo de un puñado de alumnos de 4º agrupado, que volvieron a poner a prueba sus bicicletas, para comprobar cómo anda la conexión Valdespartera-casco antiguo sobre dos ruedas. Conclusión: Reivindicamos una mejora urgente de las comunicaciones, y solicitamos al ayuntamiento de la ciudad señalizaciones, formación y chalecos distintivos -en la línea de la solicitud presentada por un tal Lluis de Saura en la página de presupuestos participativos de la web local-. De hecho, nuestro instituto trabaja intensamente en un proyecto de innovación llamado línea 54 en permanente observatorio sobre la realidad del barrio, al que este curso nos hemos abierto como nunca.

Dice Nabil Zorafi: el profe se preocupaba por mí, ya que yo era el único que iba en skate y se pensaba que iba a ir más lento que los demás. Yo sólo necesitaba un suelo liso que no tuviese baches, líneas baldosas; para exprimir esos rodamientos.

El trayecto fue una grata experiencia; lo que es bajar con un grupo de gente en bicicleta por la ciudad es grandioso -y si lo haces con tus compañeros y tu profesor es mejor todavía-. En la casa de los Morlanes nos recibieron con las manos abiertas: Un hombre llamado Ángel Sancho nos habló del edificio, sus características, las actividades que se llevan a cabo dentro de él, los proyectos para jóvenes...

A Andrea Salazar lo que le pareció muy interesante fue que "si queremos viajar al extranjero, podemos consultar alojamiento, guías... eso es muy importante a la hora de ir a otro país que no conocemos".

La última parada, comenta Malena Moreno, era en el museo de historia, donde había comics y viejos dibujos a lapicero y tinta china, que estaban magníficamente realizados.

Jaime Sanz se vio sorprendido por la calle Heroísmo, "la del juepincho", donde un local que no aparentaba ser una panadería -si no fuese por el harinoso aroma que nos recibió nada más adentrarnos en el barrio y nos dirigió a ella- resultó serlo: poco después disfrutábamos de bollos "de los de antes", rellenos de chocolate.

"Estas excursiones creo que habría que hacerlas al menos una vez al mes, -concluye Andrea- ya que todos pasamos un buen rato y salimos de la rutina".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón