¡Que viene la yaya!

 

La abuela de una de las alumnas acudió al aula para contar sus experiencias vitales

Elena Sango, IES Valdespartera de Zaragoza

María Teresa, la abuela de Ana Pérez, vino a contarnos anécdotas sobre su vida.

Arrancó contándonos su infancia: vivía en un pueblo junto con sus siete hermanos. Actualmente dos de ellos están en Suiza, otros dos en Bélgica, uno en Madrid y dos en Zaragoza. Ella es la tercera. De pequeña, siempre jugaba en la calle. Algunos de sus juegos favoritos eran: la rueda, los alfileres y las cartas.

Antiguamente las puertas de las casas estaban abiertas. Podías entrar en cualquier sitio. Hoy en día eso no funciona así, ya que si entras en casa de otra persona te pueden tomar por ladrón.

También nos contó cómo se conocieron sus padres. Se conocieron durante la guerra civil española. Entonces había dos bandos: los republicanos y los nacionales. Su padre era teniente de los primeros. A él le gustaba su madre. Le pidió casarse con él y, asustada, aceptó. Como era teniente tenía miedo de lo que pasara si dijera que no.

Le preguntamos qué opinaba sobre algunas cuestiones actuales como, por ejemplo, la homosexualidad o los móviles. A la abuela le preocupa que los jóvenes pasemos todo el día mirando el móvil. Debido a la educación de su época, veía inapropiadas las relaciones homosexuales; pero ha tenido experiencias para saber que no está bien reprocharles esa inclinación.

Es muy interesante escuchar la vida de personas de otras generaciones y conocer sus puntos de vista sobre diferentes temáticas

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón