¿Qué nos asusta?

 

La literatura y el cine han creado grandes historias basadas en el terror

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

De repente aumenta tu presión arterial, sube tu nivel de glucosa en sangre, tu actividad cerebral y la coagulación sanguínea. Tu sistema inmunológico se detiene, la sangre empieza a fluir a los músculos más grandes (especialmente a las extremidades inferiores) y tu corazón comienza a bombear sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células (especialmente adrenalina). Al mismo tiempo, notas cómo se te agrandan los ojos (para mejorar la visión), tu frente se contrae, tus pupilas se dilatan y tus labios se estiran en una mueca horizontal. No te va a dar ningún ataque raro. Es, simple y llanamente, miedo. Sí, miedo, uno de los sentimientos más primarios del ser humano, para el que todo nuestro cuerpo genera una respuesta en pro de la supervivencia. Los instintos se aguzan y se prepara la respuesta: lucha o huída.

Cuando el miedo atenaza todo el cuerpo y se pierde la capacidad de respuesta, se dice que has entrado en la fase del terror, el miedo en su escala máxima. El cerebro ya no puede pensar. Estás bloqueado. Entre estos dos límites se mueven los géneros de terror en la literatura y en el cine.

EL MIEDO ES LIBRE

Pero ¿qué nos da miedo?, ¿a todos nos asustan las mismas cosas? Hay un viejo refrán que dice El miedo está en una cesta y cada uno coge lo que quiere. Este dicho refleja que el miedo es libre, pero también es cierto que tiene raíces sociales y culturales. Depende de dónde hemos nacido, de las historias que hemos escuchado, del entorno en el que crecemos, nos asustan unas cosas u otras. Los pequeños tienen miedo a las brujas, a los monstruos, a la oscuridad, mientras los adultos temen al terrorismo, a las guerras. Los miedos cambian con los años, pero también de un país a otro. No temen las mismas cosas los niños que viven al aire libre en una tribu de África que un niño europeo rodeado de comodidades.

Según el diccionario de la Real Academia Española, el miedo es la "perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario". Existen distintos grados de miedo --temor, recelo, pánico, pavor, terror, horror, fobia, susto--, pero todos ellos son emociones. Y, como tales, constituyen un talón de Aquiles para el ser humano, ya que es muy fácil controlar a una sociedad a través del miedo. El miedo al terrorismo, por ejemplo, fue el responsable de que los ciudadanos de Estados Unidos se quedaran mudos ante la declaración de guerra de Bush a Irak.

El miedo puede ser muy variado: miedo a la muerte, miedo al más allá, miedo al amor, miedo a la guerra, miedo al fin del mundo, miedo a lo monstruoso, miedo a la pérdida de seres queridos... En todo eso se inspiran algunas de las mejores películas de la historia del cine de terror, muchas de ellas basadas en novelas ya conocidas.

La primera de todas data de hace más de cien años (1902) y era una versión del mito de Frankenstein. Los vampiros han ocupado mucho espacio en las cintas de terror, pero también es cierto que el miedo va por rachas. En los años 50, 60 y 70 la temática se volvió catastrofista, igual que ocurrió con el cambio de milenio.

Ahora estamos acostumbrados al terror puro y duro, basado en lo evidente: en la música, la oscuridad, el efecto sorpresa, los ruidos fuertes. Uno de los sustos más grandes de la historia del cine fue el grito de Janet Leigh, que tuvo que rodarse más de 20 veces, en Psicosis. Su director, Alfred Hitchcock ha sido el maestro con mayúsculas en el mundo del terror y del suspense, autor de varias obras como 'Los pájaros' y Vértigo, entre otras.

El inicio del siglo XXI ha conocido una verdadera explosión de cine de terror asiático, con películas como la japonesa The ring, Llamada perdida, o la china The eye. Todas ellas provocan escalofríos. Menos mal que son ficción. O no...

Halloween se celebra la noche del 31 de octubre y proviene de la cultura celta

Ya queda poco para Halloween, también conocido por la 'Noche de las Brujas'. Es una fiesta proveniente de la cultura celta que se celebra en la noche del día 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos. Y es precisamente de ahí de donde toma su nombre: "All Hallow's Eve" (Víspera del Día de los Santos).

Aunque es tradicionalmente celta, la celebración se popularizó en Estados Unidos a raíz de la llegada de los emigrantes irlandeses. La historia del Halloween se remonta a hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, justo el 31 de octubre. Se supone que ese día los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las 'decoraban' con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, para asustar a los muertos y que pasaran de largo.

Más información:
es.wikipedia.org/wiki/Halloween
www.halloween.com.es
www.halloweenmovies.com

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón