¡Buen provecho!

 

Todas las instituciones hacen frente a la mala alimentación de los adolescentes españoles, el incremento de la obesidad infantil y la desaparición de los buenos hábitos de la dieta mediterránea

José Lacruz (Periódico del Estudiante)

Si tu cuerpo pudiera hablar, ¿qué diría de ti? El ser humano es una máquina perfecta de la Naturaleza y el combustible para su funcionamiento son los alimentos. Una dieta equilibrada engrasa bien la maquinaria corporal. Los malos hábitos repercuten en la salud. ¿Cómo se traduce en términos prácticos? Si fumas, puedes tener cáncer. Si tienes obesidad, vivirás entre 10 y 15 años menos. Si ingieres muchas grasas, tendrás colesterol y mayor posibilidad de enfermedades cardiovasculares. Si no tomas alimentos ricos en hierro, tendrás anemia. Si no tomas vitaminas, tu rendimiento descenderá... Y así van apareciendo las diferentes enfermedades.

El incremento de estas dolencias y la desaparición progresiva de la famosa dieta mediterránea ha puesto en pie de guerra a las instituciones, como el Ministerio de Sanidad y Consumo. "Si comes mal de pequeño, comerás mal cuando seas adulto". Con esta premisa, la Administración se pone manos a la obra para corregir, reorientar y educar a los jóvenes, porque, si siguen hábitos saludables, evitarán caer enfermos en un futuro. El último ejemplo de esta lucha contra la obesidad es la campaña ¡Despierta! ¡Desayuna!, para informar de la necesidad de un buen desayuno para comenzar con fuerzas el día. Según el Ministerio que dirige Elena Salgado, "nuestro país presenta una de las cifras más altas de obesidad infantil de Europa, la frecuencia de obesidad entre los 2-24 años es del 13,9% y el sobrepeso del 12,4%". Además, afirman que el 6,2% de la población infantil y juvenil no desayuna habitualmente y sólo el 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado, compuesto por leche, fruta o zumo e hidratos de carbono. En España se ha experimentado un reemplazo de las dietas tradicionales por otras de mayor densidad energética, o lo que es lo mismo: abandonamos la dieta mediterránea y nos abrazamos al estilo anglosajón, el Imperio de las grasas, gracias sobre todo al auge de la comida rápida. Es lo que denominan los expertos "transición nutricional".

QUÉ ES LA DIETA MEDITERRÁNEA

En verdad, no existe como tal la dieta mediterránea. Este término lo utilizó el doctor Ancel Keys, en su Estudio de los Siete Países, en los años 50, que concluía más o menos que en países mediterráneos como España, Italia o Grecia se vivía más porque su aporte graso venía del aceite de oliva. La idealización de la famosa dieta era un planteamiento casi vegetariano. Keys fue el mejor ejemplo de sus planteamientos, vivió casi 101 años. Lo cierto es que los países del Mare Nostrum comparten una serie de beneficiosos alimentos. Aunque cada región pone el énfasis en aquellos alimentos que produce, la mejor forma de comer que existe en el mundo --la dieta mediterránea-- basa sus pilares en el aceite de oliva, los cereales, las legumbres, el pescado, y las frutas y verduras, así como el vino en consumo moderado.

Aun así, no hay ningún alimento que, por sí solo, contenga todos los aportes que necesita el cuerpo humano para rendir al 100%. Por eso es imprescindible seguir un equilibrio a la hora de alimentarse. La dieta mediterránea asegura una variedad adecuada para mantener la salud. En contra, un menú en el que haya muchos productos lácteos, bollería industrial, carne y refrescos no es beneficioso a medio y largo plazo. Si a esto se le suma la ausencia de la práctica de deporte --el 38% de los jóvenes españoles se declaran sedentarios--, las posibilidades reales de enfermar en un futuro se disparan. Por eso, la prevención es necesaria, ya que la salud es la mejor inversión de futuro que puede hacer cualquier persona.

Más información en la web:

www.gozarte.net/aragonentumesa.htm
www.dietamediterranea.com
www.msc.es

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón