Detrás de las cámaras

 

Cientos de profesionales trabajan fuera de pantalla para producir películas, series y programas de televisión

José Lacruz (Periódico del Estudiante)

Un guión es el texto donde se exponen los detalles necesarios para la realización y ejecución de un filme o de un programa de radio o televisión. ¿Y qué ocurre cuando no hay guionistas? Pues que todo se detiene. Unos 12.000 guionistas comenzaron en Estados Unidos, el pasado 4 de noviembre, una huelga indefinida que paralizó buena parte de los programas de televisión. Aparte de que grandes cadenas de televisión vayan a perder millones de dólares por no emitir series o shows y tener que recurrir a repeticiones, se ha puesto de manifiesto una verdad absoluta: el mundo audiovisual es un trabajo de equipo.

En numerosas ocasiones, en entregas de premios como los Oscar, los Emmy o los nacionales Goya, hemos visto cómo los actores, actrices y directores --las caras más famosas-- empiezan a agradecer "el maravilloso trabajo" o "la increíble experiencia vivida" junto a "Elena, David, Guillermo, Peter, Sara, el pequeño Willy"... Y así un largo etcétera al que no prestamos atención. Sin embargo, ellos, alejados de los focos y detrás de las cámaras, son en gran parte los artífices del éxito de una película, de un programa televisivo o de una serie.

GRANDES FAMILIAS

El número de trabajadores que tiene un producto audiovisual depende, sobre todo, del formato, la periodicidad de emisión y la duración. Los programas muy pegados a la actualidad suponen un gran esfuerzo. Por ejemplo, en un informativo, una simple conexión en directo implica el desplazamiento hasta el lugar de 5 o 6 profesionales entre productor, técnicos, cámara y redactor. En total, un informativo puede contar con más de 120 trabajadores. Al igual ocurre con algunos programas de entretenimiento. El late-night Buenafuente, para emitirse tres veces por semana, tiene a otro centenar de personas trabajando en cada programa: regidor, músicos, realizadores, vestuario, maquilladores, directores, productores, guionistas, actores, presentador, cámaras, técnicos... Otro ejemplo es el exitoso Sé lo que hicisteis..., con Patricia Conde y Ángel Martín, y con cinco días en antena en riguroso directo. Allí, ya sólo para crear los diálogos, hay un equipo de siete guionistas desde el punto de la mañana. Luego, los presentadores y colaboradores se estudian los guiones, que se leen, en muchas ocasiones, a última hora.

El número de trabajadores aumenta en productos más laboriosos. Así, en una serie de televisión hay una plantilla de hasta 150 personas y un filme necesita a muchos más trabajadores. Cuéntame cómo pasó... tarda cerca de dos semanas en rodar cada capítulo, Aída tarda 7 días --con 2 o 3 de grabación-- y El internado bate el récord con casi 3 semanas por capítulo debido a su cuidada producción y la combinación de rodajes en decorados de interior y en exteriores. Mientras que en los filmes, las plantillas de trabajadores dependen en buena manera de los presupuestos. Aun así, desde la preproducción hasta el montaje final, de forma directa o indirecta, pueden llegar a participar 300 personas, eso si no contamos a los centenares de extras que algunas superproducciones exigen.

En un producto audiovisual de éxito, cada imagen y cada palabra están medidas y organizadas. De hecho, entre los profesionales se suele decir que "en televisión no hay lugar para la improvisación". Ese trabajo y esfuerzo se multiplica en caso de realizar un producto más elaborado, como una serie o película. Por eso, muchos piensan que el cine no puede ser denominado como arte porque es un proceso en el que no trabaja una sola persona --como en un libro, una escultura o una pintura--, sino que involucra a toda una armada que, sobre todo, trabaja en equipo.

A debate: ¿Cómo se consigue que una película 'funcione'?

Como ejercicio, sería interesante ver una película en clase y 'destriparla', es decir analizar el trabajo profesional que hay detrás de las escenas y valorar si está bien realizado y si los recursos utilizados funcionan de la manera adecuada.
Después, se puede debatir sobre quién resulta más fundamental en una buena película: guionistas, actores, directores. ¿De verdad es un trabajo en equipo? Entonces ¿por qué hay nombre de directores y de actores que acaban eclipsando a su equipo?
¿Sabes qué hay que estudiar para acceder a las distintas profesiones presentes en un rodaje audiovisual? ¿Te atrae el mundo audiovisual?

Visita: www.pasadizo.com

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón