Tres alumnos de Binéfar se enfrentan al fin del mundo

 

IES Sierra de San Quílez (Binéfar)

Un equipo de tres alumnos de 2° de Bachillerato de Ciencias del IES Sierra de San Quílez de Binéfar --junto con otros cinco grupos de centros de Enseñanza Secundaria de Ceuta, Barcelona, Cádiz, Córdoba y Tarragona--, fue elegido como ganador del concurso En caso de emergencia, Ciencia, convocado por la Fundación Empresa Universidad de la Universidad de Granada, con motivo del Año de la Ciencia en España. En él, estudiantes de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos de grado medio debían diseñar un plan de actuación ante el hipotético impacto de un meteorito de grandes dimensiones contra la Tierra.

El jurado estuvo formado por 128 profesores y científicos de la propia Universidad de Granada y de otros centros públicos de investigación, así como por profesionales de empresas, que valoraron los trabajos presentados teniendo en cuenta aspectos como la originalidad, calidad científica o la viabilidad de las propuestas. Al certamen han concurrido un total de 82 equipos, procedentes de 12 comunidades autónomas distintas.

El equipo de Binéfar, formado por Cristina Clavería, Elena Gasquet y Héctor Aznar, resultó ganador gracias a su trabajo El fin del mundo puede esperar, donde se ofrece una doble visión de lo que sucedería si sonaran las alarmas y un asteroide de grandes dimensiones se aproximara hacia la Tierra con rumbo de colisión.

"Nuestro trabajo --explican-- consistió en una descripción de las medidas para evitar el posible impacto de un meteorito en la Tierra y de las soluciones para sobrevivir en caso de que llegase a caer. La estructura del trabajo se basó en intercalar noticias periodísticas sobre los sucesos que van ocurriendo, con la descripción de las medidas y soluciones a tomar. Las noticias son, al principio, únicamente informativas, pero poco a poco van adquiriendo un carácter subjetivo, ya que el periodista cuenta su propia historia de cómo está viviendo los hechos".

El jurado consideró que el trabajo realizado por los aragoneses fue "excelente por su claridad expositiva y originalidad. Supo combinar una investigación de los problemas que podrían plantearse con apartados periodísticos que cuentan con agilidad y en plan divulgativo los sucesos que van aconteciendo en el momento previo al choque del asteroide contra la Tierra y, posteriormente, las acciones emprendidas con la pretensión de minimizar los efectos".

"Decidimos participar en el concurso a propuesta del profesor Manuel Buil. Nuestra motivación para participar fue doble. Por un lado, el trabajo contó como nota de clase y, por otro lado, la posibilidad de obtener uno de los premios hizo que trabajásemos con ganas", explican los ganadores.

"La experiencia resultó globalmente gratificante. Por un lado, durante la ejecución del trabajo descubrimos bastantes características de los asteroides y algunas consecuencias que se derivarían de un impacto de grandes proporciones. La conclusión es que si sucediera otro episodio como el de finales del cretácico (el que exterminó a los dinosaurios) la Humanidad podría sobrevivir, pero saldría maltrecha y se enfrentaría a una enorme lista de problemas", resumen los alumnos.

También explican su viaje para recoger el premio: "Durante la estancia en Granada visitamos diversos centros de investigación como los laboratorios de la facultad de Medicina, el Centro Andaluz de Medio Ambiente o el Centro de Emergencias Médicas y Simulaciones Avanzadas. También tuvimos la oportunidad de dar una vuelta por el parque de las Ciencias y por la Alhambra.

Poco antes de la entrega de premios debimos exponer nuestro trabajo en público. El auditorio estaba constituido por otros dos equipos ganadores, los tutores, un moderador y ocho profesores de la Universidad de Granada (una ingeniera química, un biólogo molecular, un geofísico y un doctor en Farmacia, entre otros). Era una exposición que habíamos preparado unos días antes, incluso la habíamos ensayado con nuestros compañeros de clase, de modo que nos salió bastante bien aunque los nervios estuvieron presentes.

Nos resultó sorprendente el tipo de preguntas que nos hicieron durante la réplica. Nosotros esperábamos cuestiones más relacionadas con la astronomía, con la química o con la biología. Sin embargo los expertos se centraron en temas de tipo sociológico, como por ejemplo la convivencia de los supervivientes al impacto.

Por último, si hubiera que resaltar algo negativo, destacaríamos lo cansado del viaje y el poco tiempo libre que tuvimos para visitar la ciudad. También resultó algo pesado el exceso de protocolo y de autoridades dando discursos".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón