25 años con SIDA

 

UNICEF alerta de que más de 12 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años tienen el VIH, y cada día se infectan otros 6.000

José Lacruz (Periódico del Estudiante)

No remite. La ONU estima que en el mundo viven cerca de 40 millones de personas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida. Los grupos más perjudicados son los niños y mujeres. Según Unicef, cerca de "12 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años viven con el VIH" y cada día hay 6.000 nuevos casos, sin contar los 2.000 bebés que nacen, cada día, infectados a través de sus madres. Para acabar con esta epidemia, todas las organizaciones mundiales, nacionales y locales ha apostado por una política de información, que es, en la mayoría de los casos, la mejor prevención. El próximo 1 de diciembre se celebrará el Día Mundial del Sida, para recordar a todo el mundo que no se puede bajar la guardia ante la que ha sido denominada como la mayor epidemia actual.

TRISTE ANIVERSARIO

El sida cumple 25 años de historia. El 5 de junio de 1981, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta, en Estados Unidos, daba la voz de alarma sobre una enfermedad desconocida que se había tratado en cinco homosexuales de Los Ángeles. Todos presentaban un cuadro médico con múltiples infecciones que no se paralizaban ni con la propia respuesta de su sistema inmunológico ni con los fármacos convencionales. Se trataba del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida).

España no tardó en diagnosticar el primer caso de sida. Uno de los primeros pacientes y más estudiados fue un barcelonés que murió por la misma --por aquel entonces "extraña"-- enfermedad en octubre de 1981. Al principio se creía que se trataba de una enfermedad propia de grupos minoritarios o marginales, pero pronto se fue descubriendo la magnitud del sida.

1981 se considera el comienzo de la enfermedad, aunque es muy probable que hubiera muchos casos anteriores o que los propios afectados ni lo supieran. ¿Cómo puede ser? Las personas se contagian, primero, con el VIH, son los denominados seropositivos, es decir, que son portadores del virus pero no tienen la enfermedad. Para llegar al sida, el tiempo es muy relativo. Algunos pacientes lo desarrollan en meses y otros no tienen síntomas hasta quince años después. Muchos seropositivos no saben que están infectados hasta mucho tiempo después. Por eso, una de las principales políticas informativas se encamina a que aquellas personas susceptibles de haber contraído el virus se hagan las pruebas para detectarlo.

¿Cuáles son las vías de contagio del VIH? Hay tres formas fundamentales de contagio. Por un lado está el contacto directo sangre-sangre: la sangre de un infectado entra en contacto con la de un seronegativo (no infectado). Se produce al compartir jeringuillas, al contacto entre heridas sangrantes o por transfusiones de sangre (los exhaustivos controles actuales hacen casi inexistente esta forma de contagio). Por otra parte está el contacto de los líquidos corporales con la sangre: los actos sexuales sin protección. Y, por último, la denominada transmisión vertical: de madre infectada a hijo.

No existe una vacuna que acabe con el sida, por lo que la única solución actual son los retrovirales --medicinas que retrasan y ralentizan su aparición--. Por eso, la información y las medidas de prevención siguen siendo, 25 años después del descubrimiento del sida, la mejor protección.

MÁS INFORMACIÓN EN LA WEB:
UNICEF
ONU SIDA

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón