Dar la talla

 

El Ministerio de Sanidad y Consumo promueve un estudio para homogeneizar el tallaje femenino

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

"Yo soy diábolo, ¿y tú?", "Yo soy cilindro", responde la chica de al lado. "Pues creo que yo soy campana", contesta una tercera. No se trata de un reparto de papeles para ninguna representación teatral, sino más bien de cualquier conversación de las que se produjeron entre las féminas después de que se dieran a conocer los tres tipos de esquemas corporales con los que se ha clasificado a las mujeres españolas.

Después de constatar que más del 40% de las mujeres tenían problemas para encontrar ropa de su talla, el Ministerio de Sanidad decidió elaborar un estudio antropométrico femenino, que ha dado como conclusión tres categorías anatómicas: tipo diábolo (pecho y cadera simétricos, pero cintura más estrecha); tipo campana (pecho y cintura simétricos y cadera más ancha); y tipo cilindro (total simetría).

Hasta ahora, las tallas de la moda actual se definían en función de una ley de 1972, que ya no se ajusta al perfil físico de las españolas, según revelan los datos del estudio. Desde el mundo de los diseñadores y las modelos, ya ha habido quienes se han apresurado a criticar el estudio, diciendo que no puede clasificar el cuerpo de la mujer o que la moda no tiene por qué ajustarse a ningún estándar, entre otras cosas. Sin embargo, el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha advertido que el objetivo del estudio no era clasificar a las mujeres en tipos morfológicos, sino tener datos más reales de su complexión física para homogeneizar las tallas de ropa.

Además, el ministro ha asegurado que "la vida es más importante que la moda" y que la idea de este estudio arranca de dos problemas reales que tiene España: la anorexia y la dificultad del 40% de las españolas para encontrar su talla.

¿QUÉ PIENSAN LOS DISEÑADORES?

Los diseñadores han hecho matizaciones. Lemoniez, por ejemplo, asegura que "en un vestido ajustado hay que medir el pecho, la cintura y la cadera, pero en uno menos ajustado, no". Y, además, dice que "el nuevo tallaje no es un caso de anorexia, sino de problema de obesidad". Por su parte, Haníbal Laguna comenta que se trata de una iniciativa maravillosa porque "ya era hora de que conociéramos las diferencias anatómicas entre un cuerpo y otro". Incluso ha sugerido que se haga un tallaje para hombres, algo que ya está valorando el ministerio de Sanidad como paso siguiente.

Con la publicación de este estudio, el Gobierno quiere contribuir a la creación de un tallaje único en toda Europa para que una 40 sea la misma talla en Huesca que en Budapest. El problema que existe ahora es que los patrones son diferentes en cada tienda y puede suceder que un pantalón con las mismas medidas se etiquete con la 38 en unas firmas y con la 42, en otras.

De esta forma, también se regularía la práctica de algunas empresas, como H&M, Zara, Calvin Klein o Dolce&Gabanna, de reducir su tallaje para que sus clientas entren en una 38 cuando no entrarían en la 38 que usa una modelo, y ni siquiera en una 40. O, como en caso contrario, grandes almacenes en los que solicitas la talla XXL y te responden: "No hay. Es que ésta es la planta joven" Y, claro, eso quiere decir que los jóvenes de hoy son menudos y delgados, y no hay ropa para los chicos que miden más de 1.80m o pesan más de 95 kgs. ¿Dónde se tienen que comprar la ropa estos jóvenes, en la planta de caballero? Entonces vas a la de caballero o a señora y te dicen: "¿XXL? No es que la marca sólo fabrica hasta la XL". O en el mejor de los casos te encuentras una XXL ridícula de tamaño. Lo gracioso es que muchas de estas marcas son norteamericanas, zona donde las tallas son amplias y se fabrican hasta XXXL o más. Debe de ser que por el camino a Europa encogen.

A debate:

A raíz del estudio antropométrico realizado, se ha descubierto que la mayoría de las españolas tiene un Índice de Masa Corporal normal y que el tipo cilindro es el predominante de 12 a 18 años. El objetivo es conseguir homogeneizar las tallas y hacer que las prendas se ajusten mejor al cuerpo de la mujer. ¿Os parece una medida de utilidad?

Asimismo, se pretende que unas tallas más reales contribuyan de algún modo a frenar la anorexia entra las jóvenes. ¿Piensas que puede tener algún efecto positivo?

¿Cómo haríais las tallas vosotros para que se adaptasen mejor a la realidad? ¿Y para los chicos?

Enlaces:
Ministerio de Sanidad

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón