El Hechizo

 

Alberto Sacristán (La Salle Montemolín)

Un día en Copenhague (Dinamarca), cuando todo estaba lleno de nieve por la llegada del invierno, un chico salía del colegio, ya fatigado por el peso de su mochila y se sentó en un banco, tratando de retirar la nieve que lo recubría y observó una ardilla atrapada bajo una rana.

Pensó que debía ayudar al pobre animal, trató de retirar la rama, pero no pudo, mas no se rindió y después de muchos esfuerzos y pensando en lo que tenía que estar pasando la ardillita, logró retirarla.

Al instante se levantó y por arte de magia la ardilla cambió repentinamente su aspecto: ahora era una especie de hada con una túnica blanca y le dijo: "Tú me has salvado, para agradecértelo, toma..." Y desapareció.

El chico, decepcionado, fue hacia su casa pensando en qué había querido decir. Al día siguiente se levantó, se vistió, desayunó, y cuando iba a ir al colegio todo se hizo oscuro y, en ese mismo momento, apareció ya en su clase. ¡Había descubierto lo que le había dado! Era la capacidad de poder ir a los lugares que quisiera sin perder ni cinco míseros segundos.

Estaba muy contento y se lo contó a su hermano mayor, pero este no le creyó, así que, enfadado, se retiró a su habitación. Comenzó a hacer los deberes y enseguida acabó. Era la hora de la cena y llegaron sus padres. Se puso muy contento y se lo contó a sus padres, pero ellos remiraban con incredulidad hasta que se echaron a reír. Enfadado de nuevo, hizo que allí siempre estuvieran en invierno y en ese momento pensó dónde ir y desapareció.

Nunca más se supo del chico y mientras permanecieron diez años con la misma estación.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón