Al amigo en el tiempo

 

David Escusa (La Anunciata, Zaragoza)

Era tal vez un silbido
haciendo reír al viento.
Jugando en la vida,
jugando en el tiempo.
Era la voz fresca
que alegraba mis momentos.
Y el oído atento
que absorbía mis silencios.
Entre los dos hicimos
de una tristeza un sueño.
Y nos reímos juntos
de una pena sin dueño.
Supimos cambiar
el color de la vida
tras una mesa de café
la noche llegó a ser día
y así pasaron los años
haciendo reír al viento
descubriendo la vida
caminando en el tiempo.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón