Tarde de miedo

 

Miguel Lacarda Cárdenas (4º ESO IES Pirámide)

Un viernes, a las dos de la mañana, Francisco terminó de jugar una partida al ordenador, había perdido la batalla contra los romanos y decidió que se iba a dormir, pero al mirar por la ventana de su habitación vio que en la mansión medio derruida del final de la calle, se encendían y apagaban las luces de una extraña manera.

Ese mismo viernes por la tarde, Fran fue con sus amigos a aquella mansión, ya que les había contado lo que vio. Los chavales llegaron a la valla y la saltaron. Ya en el jardín, oyeron un grito tenebroso y fantasmal y creyendo que era una bestia. Algunos escaparon.

Los que se quedaron, entre ellos, Francisco, aunque asustados, entraron en el salón. Al entrar, vieron un ser que desaparecía a través de una pared. Una vez que estaban ahí, fueron a ver si aquella desaparición tenía truco y al pasar por delante de una puerta, ésta se abrió de un portazo, produciendo un ruido intenso, que provocó que al grupo se le helara la sangre.

En el marco de la puerta apareció una imagen del mismísimo demonio, con unos ojos en los que se reflejaba la muerte, provocando que los muchachos salieran corriendo como no habían corrido en su vida.

Llegaron a la puerta principal, descorrieron el cerrojo y después de abrir la puerta, agotados, cuando se disponían a salir de esa casa a la que no volverían en su vida, vieron en el jardín un perro grandioso con unos colmillos gigantes manchados de sangre; de ellos, se escurría gran cantidad de baba.

Se quedaron petrificados. No obstante, al ver que el perro se les echaba encima, uno de ellos reaccionó a tiempo para cerrar la puerta. Los chavales corrieron, atravesaron una puerta, y no pudieron continuar, se habían metido en un armario. La puerta de éste se abría despacio. Fran, creía que todo estaba perdido como su partida de ordenador, pero aparecieron tres chavales que no dejaban de reírse. Todo había sido una broma de mal gusto.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón