Una experiencia de voluntariado

 

Los alumnos de 4° de ESO del grupo de voluntarios del DAS ayudan a los más pequeños con dificultades escolares

Escuelas Pías Zaragoza

Son las cinco y media de la tarde y las aulas de Escolapios se llenan de nuevo. Son los chicos y las chicas del DAS que comienzan los repasos con los alumnos de primaria. Durante más o menos una hora revisan, explican y ejercitan su paciencia bajo la atenta mirada de Gema, la profesora que los coordina y apoya.

El DAS es un grupo de voluntarios de 4° de ESO que realizan actividades de apoyo con los alumnos de Primaria. Su labor está dirigida y coordinada por el profesorado de Primaria y Secundaria. Gema nos explica que al principio de curso les propone participar. Antes que ella ha habido otros profesores.

No se acuerda muy bien hace cuánto tiempo empezaron estas actividades, pero "fue hace muchos años. Ahora los profesores imparten apoyos en las clases, pero antes eso no existía. Se recurría a los alumnos mayores para ayudar a los pequeños, que hicieran de hermanos mayores".

LA TRADICIÓN DE AYUDAR

Ahora no hay tanta necesidad, pero se realiza "un poco por tradición y también por favorecer el voluntariado entre los alumnos más mayores con una actividad sencilla y que está a su alcance". Los pequeños, por supuesto, también se benefician.

Javier dice que no se le da mal. Está en 4° de ESO y lo de Primaria no lo ve difícil. "Lo que más me cuesta es poner orden, a veces dan mucho mal". Sin embargo, el DAS es una obra entre todos y para todos, una labor gratificante y voluntaria, en esta ocasión cercana, efectiva y real.

"Nuestros compañeros de Primaria necesitan ayuda, algunos precisan de un esfuerzo extra y los mayores podemos aportarlo, no se nos exige demasiado, sólo una hora de ese tiempo que a veces tan alegremente perdemos", reflexiona María. "¿Quién no ha necesitado alguna vez una ayuda?", dice Marta.

"Todos los años se solicita la colaboración de los mayores y nunca defraudan", asegura Carmen, profesora de Secundaria y responsable de los alumnos. "El DAS cubre también una serie de necesidades que son estudiadas y calibradas, todos sabemos que cada día son más, pero ellos se van a concienciar y serán capaces de asumirlas", añade. Como decía el poeta "en esta vida podréis dar mucho o dar poco, pero siempre dar algo".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón