Desarrollo ¿sostenible?

 

El cambio climático es una amenaza para la salud de las personas más desfavorecidas

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

Qué tiene que ver la salud con la paz? A primera vista, parece que no mucho. Sin embargo, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, ha afirmado estos días que "tanto la salud como el bienestar están considerados aspectos determinantes para la paz y la seguridad" de los pueblos. Y esa salud es la que está en peligro, precisamente entre los habitantes más desfavorecidos del mundo, por las consecuencias del cambio climático. Por eso, proteger la salud frente a estas variables centró ayer los discursos de celebración del Día Mundial de la Salud.

Las poblaciones más vulnerables son aquellas que viven en países donde el sistema sanitario tiene ya dificultades para prevenir, controlar y tratar enfermedades como el hambre o la malaria, porque es donde más se pueden potenciar esas debilidades que ya sufren, según explica la directora de la OMS.

La llamada del día de ayer tiene como objetivo despertar la conciencia colectiva sobre las consecuencias que el cambio climático va a tener para la salud del mundo. Es una forma expresa de reconocer la amenaza que el calentamiento global supone ya para la salud, a través del aumento del número de muertos, debido a las olas de calor o a los desastres naturales. La OMS asegura que estos cambios afectarán "de manera desproporcionada a las poblaciones vulnerables, como los niños pequeños, los enfermos, los pobres y las poblaciones aisladas". También serán especialmente sensibles las zonas con escasez de agua, o aquellas en las que existen enfermedades sensibles al clima.

La acción para proteger la salud y con ello la lucha contra el cambio climático debe empezar ya, explica la OMS, debido a que el calentamiento se está acelerando a causa de la actividad humana. Por eso, en el futuro próximo habrá que hacer frente a un mayor número de daños, enfermedades y muertes relacionados con desastres naturales y olas de calor o con enfermedades vinculadas a la contaminación del aire. A medida que se funden los glaciares, cambia el ciclo hidrológico de las tierras cultivables. Y a eso hay que sumar las poblaciones que se verán desplazadas por el aumento del nivel del mar.

Por eso, una de las conclusiones de los debates de ayer es que se necesitan soluciones nuevas y eficaces, que impliquen a todo el mundo en las áreas de planificación urbana, transporte, abastecimiento de energía, producción de alimentos, aprovechamiento de la tierra y del agua...

EDUCACIÓN PARA LA SALUD

En el ámbito educativo, ya hay centros que trabajan muy a fondo el tema de la salud. Además, desde el Gobierno de Aragón se organiza anualmente el programa Cine y Salud, que este año celebra su sexta edición. En el curso 2007-2008 están participando el 76,47% de los centros de Educación Secundaria de Aragón adscritos, con un alto nivel de aceptación entre educadores y estudiantes. En total, 156 centros, 1.738 profesores y 43.886 alumnos, lo que supone un incremento de casi 10.000 jóvenes con respecto al curso anterior.

Entre otras actividades, este programa comprende la celebración de un festival de cortometrajes con los trabajos realizados por los estudiantes durante el curso. La sexta edición de este certamen se celebró el pasado fin de semana en Zaragoza. El festival se enmarca en el curso que organiza la Dirección General de Salud Pública con motivo del Día Mundial de la Salud.

Además, los alumnos trabajan sobre determinadas películas acompañadas por cuadernos monográficos y guías didácticas. Este año se ha incluido, por primera vez, una película para alumnos de Primaria. Se trata de Ice Age 2: el Deshielo y con ella se pretende abordar la importancia del desarrollo sostenible, relacionándolo con la próxima celebración de la Expo 2008. Una cita que servirá para reflexionar sobre este tema.

A debate: ¿Cómo se calcula la huella ecológica de una persona?

Los seres humanos consumimos el 120% de los que produce el planeta. La huella ecológica es un indicador ambiental que explica el impacto de una comunidad humana en su entorno natural. La huella de un ciudadano de Bangladesh es de 0,5 hectáreas por habitante, la de un estadounidense medio es de 9,6 y la de un español, es de un 4, superando también lo deseable. Estos datos, se reflejan en las guías didácticas de 'Ice Age 2: El Deshielo. Desarrollo sostenible', editado por el Gobierno de Aragón. Puedes medir tu huella ecológica en www.earthday.net/footprint/info.asp.
Estados Unidos, Australia, Kuwai son los países con mayor huella.

Más información en la web:
www.wwf.es
www.vidasostenible.org
www.ecodes.org

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón