La piedra y la gota

 

Eva Lomero (3° ESO SES Bujaraloz)

"En la lucha entre la piedra y la gota, ganará siempre la gota no por su fuerza, sino por su perseverancia"

Al oír esta frase, lo primero que me viene a la cabeza es la palabra altura. La gota se asemeja a un niño o a una persona débil y la piedra, a una persona fuerte como, por ejemplo, un adulto. La gota parece débil y se puede romper en cualquier momento fácilmente; la piedra, en cambio, no se mueve a no ser que tú la muevas y no se rompe a no ser que tú la lances contra el suelo. La gota por muy débil que parece puede actuar con una fuerza tremenda en una piedra. La piedra por muy fuerte que parezca no puede actuar sobre una gota.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón