Cara a cara: educación mixta o diferenciada

 

Este mes, coincidiend con el reportaje, los profesores opinan sobre la educación mixta o diferenciada

Periódico del Estudiante

ESCUELA COEDUCATIVA, POR SUPUESTO
Teresa Arnal (Profesora IES Biello Aragón)

Una escuela coeducativa es una escuela mixta que enseña a convivir en igualdad con todas las personas, chicos o chicas. A los centros educativos les resulta imposible transmitir conocimientos asépticos. Todo hecho resulta educativo para un joven: la presencia o la ausencia de contenidos, el comportamiento y el lenguaje de los adultos, la distribución de los espacios y de los cargos directivos en la escuela.

Se están celebrando en Huesca estos días las jornadas ¿Puede hacer algo la escuela contra la violencia de género? Detrás de las manifestaciones de discriminación sexista (el asesinato sería el último eslabón), de las de discriminación racista, de discriminación por ser diferente, se esconde siempre una fobia o temor a lo que se desconoce, al que es diferente a mí. Una escuela que separa a los chicos por una parte y a las chicas por otra ayuda a fomentar el desconocimiento de las personas del otro sexo, a magnificarlas o a denigrarlas sin haberles dado la oportunidad de conocerse.

Esto ocurría en España antes de que la escuela se hiciera mixta. Los chicos buscaban en las chicas (en el mejor de los casos) a la mujer que pudiera cuidarle y darle hijos, pues los roles sociales estaban claramente marcados: él iría al mundo laboral, ella se quedaría en el hogar criando los hijos.

Lo que ha ocurrido a lo largo de la historia es que las mujeres no se han sentido siempre cómodas en su papel: ellas también querían tener alma, tomar decisiones sobre su destino, ser escuchadas y respetadas, dirigir una empresa o un país, y querían tener libertad. La lucha de las feministas hizo posible parte de esta utopía.

Hacer la escuela mixta no significó hacer la escuela coeducativa. Todavía hoy se hace precisa la sensibilización de los docentes para saber dónde se esconde el machismo en nuestros currículos. Se hace preciso revisar los temarios, los libros de texto, el lenguaje empleado, los espacios... A pesar de existir la escuela mixta, el imaginario colectivo sigue pintando de rosa y azul, regalando muñeca o balón, según sexo, y a los cuatro años los niños y las niñas ya muestran tendencias sexistas en la imitación del mundo adulto.

Estos hechos sólo pueden ser corregidos desde la convivencia entre niños y niñas; desde el aprendizaje de que cualquier ser humano es valioso, tenga las creencias religiosas, el color de la piel o el sexo que sea. ¿Puede hacer realmente algo la escuela cuando nada contra la corriente de las tendencias sociales? Pongamos un granito de arena posibilitando que muchas formas de ser se encuentren en el aula.

EDUCACIÓN DIFERENCIADA: EDUCACIÓN PERSONALIZADA
Berta Pérez Álvarez (Profesora ESO Sansueña)

En el contexto educativo actual sorprende que se eluda todo debate sobre la educación separada por sexos, argumentando que "siendo la sociedad mixta, nada justifica que la educación deba separar a los chicos de las chicas". Lo cierto es, sin embargo, que cuando se acepta el diálogo no se tarda en reconocer que la implantación de la escuela mixta no obedeció, realmente, a una experimentación pedagógica previa, sino a puras razones económicas e hipótesis sociológicas. El fracaso escolar ha llevado a muchos países a plantearse la conveniencia de estudiar y establecer, al menos como una opción para los padres, la enseñanza diferenciada por sexos. Numerosos países, como Estados Unidos, Canadá, Australia, países latinoamericanos, países escandinavos y Alemania, por iniciativa de la ministra socialista de Educación en 1999, han implantado aulas de educación diferenciada en la escuela pública o han impulsado la apertura de centros de educación separada por sexos.

La educación diferenciada no obedece a rancias razones morales, sino, como se viene demostrando recientemente, a razones científicas. Existen claras diferencias de personalidad entre los chicos y las chicas, y también diferencias estructurales y funcionales en el cerebro de unos y otras. Todo ello determina diferentes cualidades, aptitudes y habilidades, así como ritmos diferentes de desarrollo y madurez. Desconocer estas particularidades en el desarrollo de chicos y chicas en el ámbito educativo da lugar a consecuencias y resultados no queridos, que han puesto de manifiesto recientes estudios, como el informe PISA. En él se hace notar cómo las chicas adelantan a los chicos hasta 35 puntos en compresión lectora, mientras que van 9 puntos por debajo en matemáticas, lo que provoca que la elección por opciones de ciencias sea muy inferior en chicas que en chicos.

De este modo, la educación diferenciada no es sino una consecuencia de la personalización de la educación, objetivo aceptado unánimemente por todas las instituciones y autoridades educativas, como se destaca en el informe de la OCDE. Naturalmente, la separación no resolverá todos los problemas que, actualmente, presenta la enseñanza, pero sí contribuirá a que una buena parte tenga mejor solución.

Por último, resaltar que esta alternativa educativa responde a una opción de libertad para aquellas familias que lo demanden. En Estados Unidos, en el curso 2006/2007, 241 colegios públicos ofertaban la educación diferenciada como una alternativa a las familias que lo demandaban.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón