Discriminación en el siglo XXI

 

Laura Crespo, 4° ESO La Salle Gran Vía

El trabajo, algo que muchos evitan, pero que es necesario para poder subsistir hoy en día. Pero no todos tenemos las mismas oportunidades que otros. Para ello, hay que contemplar el panorama y reflexionar. Se dan muchos tipos de razones por las que unos son elegidos antes que otros y por qué unos cobran menos que otros...

Primero, por la edad. Las empresas o personas que solicitan trabajo prefieren a personas ya especializadas con gran experiencia en ese campo, dejando inmediatamente a cualquier solicitante joven y sin experiencia fuera de la competencia laboral.

Otro freno es el sexo. El salario de las mujeres es un 30% inferior al de los hombres, aunque desempeñen la misma función. Esto me parece muy mal porque las mujeres estamos al menos igual de capacitadas que las personas provenientes del sexo masculino. Aún así, hoy en día sigue habiendo gente que rechaza a una mujer en su empresa por ser mujer, o al quedarse embarazadas son despedidas inmediatamente.

La etnia es otro punto. En la actualidad, las personas inmigrantes realizan trabajos atroces con un salario bastante más bajo que el que le darían a una persona de nacionalidad española por el mismo trabajo. Se tiende también a hacer trabajar un gran número de horas y no muy bien pagadas. Personalmente, me uno a la gente que reivindica una igualdad en condiciones, salario...

La conclusión que podemos sacar de todo esto es que seguimos con el mismo pensamiento que hace tiempo; y que no existe equidad alguna, por lo menos en la mayoría de los trabajos, respecto a la edad, etnia, sexo, religión...

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón